¿ Cómo funciona un reloj analógico?. Todos hemos visto a nuestros padres o abuelos con un reloj analógico también conocido «de manecillas», los más clásicos todavía los llevan y los conservan , te resumo brevemente como funcionan en este post.

A día de hoy hay relojes que miden tu frecuencia cardiaca, la distancia que caminas mientras que otros te permiten ver un whatssap y hasta contestar una llamada.

Se comunican con tu teléfono mediante tecnologías como el bluetooth y la mayoría se recarga con el mismo cargador del teléfono móvil pero antes de todo esto, y aparte de los relojes digitales de los que te hablo en otra entrada del blog, la hora nos la daba un reloj analógico.

Es cierto que después aparecieron los relojes digitales ¿recuerdas el famoso Casio?, en otro post escribiré sobre ellos pero en este me voy a centrar en los relojes analógicos, ya que también tienen electrónica y mecánica. Voy a recordad los tipos de relojes más usados:

Relojes mecánicos:

Fueron los primeros en aparecer y funcionaban mediante un sistema de engranajes calibrado al ritmo de las horas, minutos y segundos que se activaba mediante un resorte. La desventaja o su peculiaridad es que era necesario tensar el sistema a mano periódicamente para que siguiera funcionando ( para entendernos, darle cuerda) , ésto lo hacia por la energía cinética que acumulaba. Os dejo un enlace donde podéis ver varios modelos y sus características

Este sistema también fue usado ( y aun se usa) en relojes de pared como el típico reloj de cuco que seguro habéis visto en la casa de algún familiar.

Relojes de funcionamiento electrónico:

Son también conocidos como relojes de cuarzo. Funcionan mediante una pieza de cuarzo que genera impulsos que vibran a un ritmo constante ( el de los segundos) todo esto alimentado a través de una pila ( la conocida como pila de botón). Son los que más se han vendido y se siguen manteniendo a lo largo del tiempo.

Estos relojes constan de un oscilador que genera una señal periódica y constante. Ésta vibración es dividida en horas, minutos y segundos accionando el engranaje mecánico que corresponde a cada uno de ellos.

Los más económicos tienen un margen de error de solo 2 segundos al día, y los mejores llegan a un margen de 0,1 segundos al día. Esto lo consiguen gracias a su resonador que, por lo general, vibra a la frecuencia de 32768 hertzios potencia exacta de dos. Os dejo un enlace donde podéis ver varios modelos y sus características

Relojes automáticos:

Son más conocidos como relojes de pulso aunque realmente no se cargan mediante el pulso sino mediante el movimiento de la muñeca al caminar.

Funcionan de ésta manera a través de sus resorte motor que permite almacenar energía cuando se enrolla y que la transmite al expandirse, es el mecanismo al que se da cuerda en un reloj mecánico pero en el caso de estos relojes se activa por un rotor con masa oscilante y un trinquete que aprovechan el movimiento.

Estos relojes son capaces de almacenar energía durante aproximadamente un día sin moverlos, y basta con una actividad normal para que estén «cargados» completamente. Os dejo un enlace donde podéis ver varios modelos y sus características

Éste tipo de reloj data de 1777 de la mano del relojero suizo Abraham-Louis Perrelet

Comparte esta entrada en tus redes sociales:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.